De viaje por Granada

El Paseo de los Tristes

El Paseo de los Tristes es una zona de Granada desde donde se obtienen impresionantes vistas de la Alhambra, una  multitud de terrazas nos dan oportunidad de disfrutar del sol (dependiendo de  la época), copas y  saborear plácidamente de  la gastronomía granadina. El paseo se extiende a los pies de la Alhambra junto al río Darro, impregnado de historias y leyendas.

Historias del nombre

La historia más difundida es que su nombre se debe al paso de los cortejos que subían llevando a sus muertos al cementerio, detrás de la Alhambra. Aunque hay otra versión que  afirma que el nombre tiene otro origen, según parece emparentado con el río Darro que significaría “da oro”, de donde los buscadores sacaban buenas ganancias con la tarea. Cuando el metal no aparecía, el regreso se tornaba muy triste, de ahí surgiría el nombre.

El paseo, también conocido como “Paseo de la Puerta de Guadix” o “Paseo del Padre Manjón”, se creó en el año 1609 cuando se construyó la plaza y la fuente original. El terreno había sido cedido por la familia Castril, cuyo edificio de forma cuadrada con torrecilla de su propiedad, aún se conserva con el escudo de Granada en su fachada.

Zona romántica y animada

Es un lugar muy animado y centro de reunión de granadinos y visitantes, cuando llegamos a él entendemos muy bien el porqué. El ambiente se presenta extremadamente romántico y multicultural, el atardecer regala postales espectaculares. En otras épocas el cauce del río estaba cubierto de tablas que formaban un escenario donde se realizaban corridas de toros, juegos y todo tipo de  espectáculos.

Hay que tener en cuenta que hasta aquí se llega únicamente en el microbús  o taxi, no se puede ingresar con el coche propio. El primer puente que encontramos al ingreso es el Puente de las Chirimías, al final de la plaza está el Puente del Aljibillo, cruzándolo se puede  hacer el paseo por el Camino del Avellano, lugar que fue el punto de encuentro de pensadores como Falla o Lorca,desde la cima del cerro gozamos de vistas del Sacromonte y Albaicin. Si tienes tiempo y ganas de ejercitar los músculos, lo ideal es ascender la “Cuesta de los Muertos” y llegar en unos 20 minutos a la muralla de la Alhambra.

El Paseo de los Tristes es una visita recomendada cuando vamos de Viaje por Granada, pues por fortuna de “triste”,< sólo le queda el nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *